You are not logged in. LOG IN NOW >

WikiLeaks y el nuevo ecosistema de la información

BY Diego Beas | Friday, December 17 2010

En agosto pasado publicaba en este espacio un post que hablaba de un fenómeno que hemos visto coger una fuerza inusitada en las últimas semanas. WikiLeaks y el poder de la información. En este post, escribía:

WikiLeaks, la elusiva y novel organización a medio camino entre una agencia de inteligencia privada, un ejército de hackers y expertos informáticos y un nuevo tipo de canal de difusión de información. La misma web que en abril publicó un vídeo de una matanza del ejército estadounidense en el centro de Bagdad; la misma que en septiembre de 2008, en plena campaña presidencial en Estados Unidos, publicó los contenidos de una cuenta de correo extraoficial que Sarah Palin utilizaba para evadir las leyes de acceso a la información de Alaska; y la misma que reveló detalles sobre las negociaciones secretas del Gobierno islandés durante la crisis financiera de 2008.

El sitio se define a sí mismo como un servicio público internacional diseñado para proteger a delatores, periodistas y activistas. Aunque no se considera parte de los medios: “no somos prensa”, afirma su fundador, Julian Assange. Son, dice, un grupo dedicado a defender fuentes de información. Lo que WikiLeaks proporciona es la plataforma para realizar las filtraciones: anónimas, sin intermediarios y sin otro objetivo que el de hacerlas públicas; se trate de correos electrónicos personales o de documentos clasificados que pongan en riesgo la seguridad nacional de países.

El objetivo es utilizar la red para desafiar los secretos de Estado y obligar a la clase política a que rinda cuentas y opere de manera más transparente. Un terreno tradicionalmente reservado a los medios de comunicación que hoy, con la apertura de las redes y la multiplicación de los canales de difusión, organizaciones como WikiLeaks han comenzando a disputar.

En semanas recientes hemos visto cómo muchas de estas aseveraciones se convirtieron en realidad y cómo un actor no estatal puso en jaque al Estado. Para profundizar más en el debate sobre WikiLeaks y cómo está afectando a la nueva esfera pública, recomiendo el simposio organizado por Pdf en Nueva York que se puede ver aquí. Muchas de las ponencias son osadas y el análisis hecho en buena parte de ellas es particularmente original.